Entradas con la etiqueta ‘Dos Opciones’

Aprender A Elaborarla

Aprender a elaborar cerveza artesanal

Requiere, en primer lugar, mucha paciencia, ya que todos los procesos necesarios para producirla exigen un tiempo que puede llegar hasta más de una semana. En segundo lugar, es necesario leer sobre los ingredientes, el equipamiento y los procesos para comprender de una forma adecuada de qué se trata la cerveza artesanal y familiarizarse con los términos, algunos de ellos muy técnicos. Por último, aprender a elaborar esta deliciosa bebida exige mucha atención, ya sea mientras estamos leyendo recetas o mientras estamos en plena producción.

Antes de dar una breve explicación para aprender cómo elaborar cerveza artesanal, es fundamental que conozcamos específicamente qué es la cerveza: “Se entiende exclusivamente por cerveza la bebida resultante de fermentar, mediante levadura cervecera, al mosto de cebada malteada o de extracto de malta, sometido previamente a un proceso de cocción, adicionado de lúpulo.” Los ingredientes básicos de la cerveza son la malta, el agua, el lúpulo y la levadura. Existen otros estilos de cerveza que llevan otros ingredientes.
Existen dos opciones básicas a la hora de

fabricar cerveza en casa:

una de ellas es realizar el proceso completo, a partir del grano de cebada y llevar a cabo el proceso de macerado. La otra opción es adquirir un kit de cerveza en los cuales el proceso comienza a partir de la etapa de fermentación.
Los kits de cerveza son el equipamiento más popular para los cerverceros artesanales, ya que son muy sencillos de utilizar. El kit consiste en un jarabe de mosto aromatizado o lupulizado que debemos fermentarlo disolviéndolo en 20 litros de agua.
Además del kit, necesitaremos un equipo básico y botellas.
Por otro lado, el proceso llamado “todo grano” permite un mayor seguimiento sobre los ingredientes y el proceso, lo cual nos dará mayor satisfacción personal. Para realizar este proceso necesitaremos maltas molidas (el tipo de malta definirá el estilo de cerveza) para elaborarlas a través de la maceración, la cual tarda unas dos horas a 65 grados centígrados. De esta forma, obtendremos el mosto, al cual debemos cocerlo con lúpulo fresco y luego dejarlo enfriar y fermentar.
A diferencia del proceso con un kit de cerveza, necesitaremos un equipo más completo, principalmente para la maceración. Podemos fabricar un macerador casero o bien utilizar una nevera de camping con grifo y cobre. Lo ideal es adquirir el equipamiento mínimo en establecimientos proveedores de insumos y, una vez que tenemos mayor experiencia con la elaboración de la cerveza, incorporar algunos otros con el fin de obtener una mejor cerveza sin contaminaciones.
Los maestros cerveceros han acordado que los pasos básicos para la elaboración artesanal de la cerveza son cinco. El primero consiste en remojar la cebada malteada en agua caliente, con el fin de liberar los azúcares de la malta. El segundo, una vez que obtenemos la solución de azúcar de malta es hervirla con lúpulo, para darle más sabor. El tercer paso consiste en entibiar la solución y agregarle levadura para que se dé la fermentación. El siguiente paso es la acción de la levadura, la cual fermenta los azúcares y libera CO2 y el alcohol etílico. Por último, el quinto paso, una vez finalizada la fermentación, consiste en embotellar la cerveza agregando algo de azúcar para que se genere la carbonatación.