Entradas con la etiqueta ‘Aromas’

Ingredientes para la elaboración de la cerveza: Lúpulo y otros aditivos

El lúpulo es una planta que crece sobre alambres en altura, como las denominadas enredaderas y es de la familia de las cannabinaceae, del orden de las urticaceae. Es, por lo tanto, pariente del cannabis. Sus hojas y flores son de color verde con glándulas de lupulina amarillas debajo de los pétalos. Es una planta de hoja perenne y dioica, lo cual significa que las flores masculinas y femeninas crecen sobre plantas diferentes. Para la elaboración de la cerveza se utilizan sólo las flores de las plantas femeninas antes de que sean fecundadas. Aunque también utilizan, a veces, lúpulos femeninos fecundados que son más fuertes y amargos, como por ejemplo en Inglaterra o Bélgica. Habitualmente, estas flores son desecadas antes de ser usadas. El lúpulo se cultiva en más de 50 países.
La flor de lúpulo (el capullo) contiene una resina amarilla pegajosa que al disolverse brinda los atributos de sabor, amargor y aromas típicos de la cerveza. El lúpulo es muy delicado, solamente se puede utilizar fresco durante los pocos meses de su cosecha. Fuera de este intervalo temporal se tiene que condicionar, de manera que el mercado presenta diversas formas que van desde el lúpulo deshidratado hasta extracto de lúpulo. Lógicamente, en cada manipulación se van perdiendo características y no es lo mismo utilizar un lúpulo fresco o congelado que un aceite de concentrado de lúpulo. La variedad y el frescor del lúpulo influyen muy sensiblemente en la calidad final de la cerveza. Existen muchas variedades que luego dan origen a los distintos estilos de cervezas.

* Lúpulos amargos: Estos lúpulos son los que aportan más ácidos amargos que aromas.

* Lúpulos aromáticos: Lógicamente, éstos aportan más elementos aromáticos que amargos.

* Lúpulos mixtos: Aportan ambas características al mismo tiempo, aunque menos acentuadas. Esta categoría es muy variable.

Además del lúpulo, existen también otros aditivos para la elaboración de la cerveza.

* Frutas. Se suele considerar que fermentando mosto de frutas se obtiene vino. Pero actualmente se describen cervezas que en una operación anterior a la fermentación se le añade fruta, zumo de fruta o jarabe, procediendo así a una adición de azúcares que provocan una segunda fermentación.
* Plantas. Existen cervezas aromatizadas con otras plantas, es decir, que no sean lúpulo. Por ejemplo: con cáñamo, romero, castaña, etc.
* Especias. Antes de la generalización del lúpulo al igual que las plantas, las especias tuvieron su momento de gloria. Aun hoy se hacen cervezas aromatizadas con jengibre, coriandro, peladura de naranja de Curaçao, pimienta, nuez moscada, entre otros, como por ejemplo la cerveza aromatizada con miel bastante usual y a la moda como la cerveza aromatizada con vino.
Para la cervezas de estilo Lambic, de fermentación espontánea, se utilizan lúpulos viejos pero sólo por sus propiedades antisépticas naturales, ya que al no estar fresco, no confiere ningún aroma ni sabor a la cerveza final.
Si queremos agregar lúpulo a nuestra cerveza, no hace falta adquirirlo, ya que podemos conseguir extractos de malta ya lupulizados.