Entradas con la etiqueta ‘Aroma’

Estilo Ale

Las cervezas Ale se caracterizan por ser cervezas de fermentación alta, es decir que este proceso ocurre en la superficie del líquido. Durante siglos, las Ale fueron las cervezas más populares del mundo, pero hace algunas décadas las Lager las han reemplazado. En general las cervezas Ale tienen mayor graduación alcohólica que las Lager.
La cerveza Ales tiene un saber complejo, así como un aroma y un paladar afrutados. Es importante saber que este estilo de cerveza surge a partir de su especial proceso de fermentación y no de los tipos de malta o lúpulos utilizados durante la receta.

Dentro del estilo Ale se han creado muchísimos subestilos, principalmente en Inglaterra, Alemania y Bélgica. Aquí haremos mención de los subestilos más famosos.
La cerveza abadía toma su nombre porque sigue la receta de las cervezas que en el pasado elaboraban los monjes en las abadías. Algunos de los subestilos de las abadías son: Augustijn, Maredsous 10, Tongerlo dubble brui, Grimbergen triple, etc.
La cerveza Ale dorada belga es muy similar en su color a la lager ligera, pero a diferencia de esta, contiene una gran complejidad alcohólica y es afrutada y lupulizada. Este subestilo exige una triple fermentación.
Las cervezas Altbier son de tipo ales secas y con un color cobre oscuro. Surgieron en Alemania, en las tabernas de Dûsseldorf, Munster y Hannover. Tienen un claro sabor a malta combinado con el amargor del lúpulo.
La cerveza Brown Ale es del Noroeste de Inglaterra y se caracteriza por ser muy fuerte, con sabor a malta y con un color ámbar oscuro. Mientras que la cerveza Brown Ale flamenca tiene un carácter agridulce, ideales como refrescos o aperitivos. Esta cerveza tiene un sabor muy complejo que recuerda a olivas, pasas y especias.
La cerveza Pale Ale puede ser de color bronce o rojo ambarino. Tiene un alto contenido en yeso, lo cual le da su característico aroma sulfúreo.
Una de las cervezas más populares de Escocia es la Scotch Ale, con un profundo sabor a malta, un muy buen cuerpo y un color rojizo o castaño oscuro.
La cerveza trapense no debe confundirse con la abadía, ya que sólo las cervezas producidas en cinco abadías belgas y una holandesa reciben la denominación “trappist”. Son cervezas fuertes con una alta fermentación. Algunas de ellas son secas, pero la gran mayoría son dulces.
La cerveza Mild es una cerveza suave, ligera, de bajo contenido alcohólico, de 3% a 3,5% en volumen.
Una de las cervezas más vendidas en los pubs de Inglaterra es la Bitter, que posee baja densidad y un definido sabor lupulizado que le da sequedad.
Las cervezas Old Ale son oscuras con un fuerte sabor afrutado que recuerda a la grosella y la melaza negra. La mayoría de sus subestilos son dulces.
En Irlanda, la cerveza Irish Ale es la más bebida, con un fuerte carácter de malta y sabor a mantequilla. Su color es rojizo y es una cerveza suave y seca.
La Ale Belga es una cerveza de color cobre con un sabor afrutado, especiado y suave. Mientras que la Ale Roja Belga tiene el color profundo del vino de Borgoña, así como un paladar intenso. Es una de las cervezas más reconocidas del mundo, ya que muchos sostienen que su acidez resulta refrescante.
La cerveza Saison, surgida en el Sur de Bélgica, se elabora de tal forma que se pueda guardar para beberla en el verano. Es un estilo ácido y muy refrescante. Con el mismo objetivo de ser guardadas para el verano surge la cerveza Bière de Garde, en el norte de Francia. Esta cerveza tiene un sabor afrutado restringido por la malta y es especiada y aromática.
La cerveza Kolsh tiene el mismo color claro que una Pilsen, pero el carácter afrutado de una Ale. Surgió en la Ciudad de Colonia en Alemania y es una cerveza de cuerpo ligero y suave.